Aceite de motor, lodos y papel tualé.

Se intensifica la aparición de lodos en los motores.

Nunca pensamos que llegaríamos hasta aquí, pero como es el caso de tantísimas otras cosas, los lubricantes que requerimos para mantener nuestros vehículos en perfecto estado de operación se han unido a la interminable lista de lo que escasea en nuestro pobre país.

Esta situación ha traído consigo un nuevo brote de casos de motores contaminados con lodos, pasta, melcocha o como quieran llamar a los diversos depósitos que tienden a acumularse en estos cuando no se siguen estrictamente los planes de mantenimiento que requieren. Esto se debe a que los dueños de vehículos han comenzado a verse obligados a extender los intervalos de cambio de aceite mucho más allá de lo recomendado.

pasta-cam-4runner-colador

Evitando la formación de lodos en nuestros motores.

La mejor forma de evitar la formación de lodos o pasta en un motor es cambiar el aceite religiosamente cada vez que corresponda. No se descuide, ni se justifique porque no se “consigue aceite”. Los procesos de contaminación y degradación del aceite que dan lugar a la aparición de estos destructivos depósitos no saben de política o circunstancias, y no tendrán piedad o consideración con el motor de su vehículo.

No trate de estirar los lapsos de cambio acortando sus recorridos. Los trayectos cortos, al no permitir que el motor alcance su temperatura de operación por tiempo suficiente, impiden la necesaria evaporación de la humedad y otros contaminantes, como la gasolina sin quemar, que suelen acumularse dentro de este. Tenga presente que tanto el aceite como el filtro también deben ser reemplazados transcurrido el plazo de tiempo estipulado por el fabricante de su vehículo, aun cuando este haya rodado pocos kilómetros. En el caso de la mayoría de nuestros 4×4 en Venezuela, este es de 5.000 Kms o 6 meses, lo que ocurra primero.

Puede encontrar mucha más información acerca de los aceites y la formación de lodos en motores haciendo click aquí.

Y para rematar, tampoco hay repuestos.

No deje de tener presente que si llegara a dañarse el motor de su 4×4, también estamos viviendo una severísima escasez de repuestos, y que los pocos que hay están carísimos. Ambas son razones suficientes para ser más riguroso que nunca con el mantenimiento que este requiere.

En conclusión.

Si usted pretende seguir usando su vehículo, añada el aceite de motor y el filtro a la misma lista de los artículos que debe adquirir en gran cantidad cada vez que por casualidad los encuentra, como la harina P.A.N, el aceite vegetal, el azúcar, el jabón, los desodorantes, el medicamento para la hipertensión de la abuela y hasta el papel tualé.

Y si no los consigue, empiece a usar el autobús.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *