Expedición 5 Guayanas ¡Adiós BR-319!. Parte 3.

Continuamos con la tercera parte de la Expedición 5 Guayanas, ya en la BR-230, que era otra de las metas que nos habíamos propuesto para esta ocasión.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl Hotel Paulista, donde pernoctamos en Pacajá.

El día de hoy nos trajo hasta Pacajá, tras pasar por Luzinópolis, Marabá y Novo Repartimento, donde medio logramos reparar el caucho roto de la 200.

Garmin Dash Cam™ Picture

Garmin Dash Cam™ PictureReparaciones en la BR-230.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAbordando otra chalana.

Garmin Dash Cam™ PictureLos restos totalmente calcinados de un autobús que vimos al desembarcar, despertaron la inquietud acerca de si vendría con pasajeros y sobre las posibles causas del incidente.

Cruzamos en balsa en el río Xingu por 16 reais, pasamos la represa de Xingu, rodando en asfalto, una piedra que soltó el caucho de la Fortuner impactó, dañándolo bastante, el parabrisas del Trino, que venía detrás. Así que resolvimos buscar en Altamira alguna alternativa de reparación, con la cual afortunadamente pudimos dar. Encontramos un servicio a domicilio que nos atendió en un autolavado, que hizo un excelente trabajo con resina y un pequeño artilugio de succión. Buscando sacar el máximo provecho de nuestro tiempo, también intentamos infructuosamente conseguir un caucho para reemplazar el que se le había roto a la Roraima, a pesar de haber encontrado varias caucheras grandes y muy bien surtidas. Tras pagar 100 Reais por la reparación del parabrisas, partimos rumbo a Placas, el poblado de Medicilandia, y tras pasar Uruara, llegamos a Rurópolis.

Garmin Dash Cam™ Picture

Garmin Dash Cam™ PictureDonde la carretera estaba seca, y especialmente en las tardes con el sol de frente, los adelantamientos se hacían complicados por la pérdida casi total de visibilidad ocasionada por el polvo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Rurópolis, adonde arribamos después de pasar por Altamira y Anapu, a pesar de ser una población grande, no nos ofreció un buen lugar para cenar, lo que no ocurre con frecuencia en Brasil, donde la comida suele ser buena y abundante.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En Rurópolis nos quedamos en el Hotel Presidente Médice, cuyas grandes y otrora lujosas, pero hoy muy deterioradas instalaciones evidencian que los buenos tiempos quedaron atrás.

Garmin Dash Cam™ Picture

1350-5G-0027235Otra chalana más, esta vez compartiendo un refrescante heladito.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAViejo mapa donde se muestra un camino directo entre Jacareacanga y Carreiro de Varzea.

A lo largo de los últimos días, hemos estado preguntando a conductores, camioneros, dueños y encargados de establecimientos comerciales si saben de la existencia de una misteriosa ruta que aparece en este viejo mapa, y que promete llevarnos desde Jacareacanga a Carreiro de Varzea, sin hacer el enorme rodeo para llegar a la BR-319, y ofrece además la inapreciable posibilidad de explorar un nuevo rumbo.

Garmin Dash Cam™ PictureUn poco de lluvia y el piso mojado siempre son causa de algo de preocupación en esta carretera.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAReparación de un viejo puente en la BR-230.

La reparación de un viejo puente de madera no representó un excesivo retraso para nuestro avance ya que, muy cortésmente, quienes la llevaban a cabo nos abrieron paso tan pronto se les presentó la oportunidad. De cualquier manera, la ocasión fue propicia para tomar un pequeño refrigerio mientras aguardábamos.

Garmin Dash Cam™ PictureDe cuando en cuando veíamos con cierta aprensión como el nivel de las aguas amenazaba con inundar la carretera.

El alto nivel de agua que se evidenciaba en algunos puntos de la carretera fue a ratos motivo de preocupación. Encontrar la carretera inundada y convertida en un barrial con vehículos atascados obstaculizando totalmente el paso es una posibilidad muy real en esta zona.

Garmin Dash Cam™ Picture

1410-5G-0027890

Hoy llegamos a la mayor taguara de Jacareacanga, una especie de galpón-pizzería, mientras la gente veía el juego Brasil – Colombia de la Copa América, habiendo rodado 545 kilómetros en doce horas y media, enfrentando nuestras primeras lluvias y escarceos con la lama (barro) en la transamazónica.

Mañana debemos forzosamente definir si hay una trocha entre este sitio y Carreiro de Varzea. De no ser así, seguiremos por la BR-230 hasta Humaitá para luego continuar hacia el norte por nuestra vieja amiga la BR-319.

Tras el pitazo final, la gente abandonó el recinto que estaba a reventar, en completo silencio, sin quejas, protestas ni nada parecido, lo que resultó sorprendentemente civilizado considerando la pasión que siente esta gente por el juego.

1420-5G-0027940El Hotel Da Tânia fue el lugar donde nos hospedamos en Jacareacanga.

1430-5G-0028060

1440-5G-0028020

1450-5G-0027980Nos detuvimos a pasar un rato en la entrada de Jacareacanga, donde hay un arco de bienvenida con figuras de diversas especies animales de la zona hechas en concreto. Además hay una pequeña redoma con lo que parece ser una réplica, a escala mucho menor claro está, del famoso cristo redentor de Río de Janeiro, y que de igual forma, recibe con sus brazos abiertos a quienes visitan este pueblo.

1460-5G-0028100Así es como la BR-230 hiende la selva amazónica en rumbo a Humaitá, nuestro siguiente destino.

Garmin Dash Cam™ Picture

Garmin Dash Cam™ PictureDe ninguna manera podía faltar otro cruce en chalana.

1490-5G-0028540

1500-5G-0028620Motocicleta con una peculiar modificación para tirar de un remolque.

1510-5G-0028800

Garmin Dash Cam™ Picture

Este viaje puso en evidencia que la BR-230 no es la vía desolada que esperábamos, tal vez basados en nuestras más viejas experiencias en la BR-319. Continuamente encontramos poblados de variados tamaños con diversos servicios, incluyendo gasolina.

Garmin Dash Cam™ Picture

1540-5G-0028910

Garmin Dash Cam™ Picture

A lo largo de toda la BR-230 se evidencian los continuos trabajos que se necesitan para mantenerla transitable. Durante prácticamente todo el trayecto, encontramos aquí y allá, diversos trabajos de reparación y mantenimiento; cuadrillas corrigiendo la superficie de la calzada, reparando fallas de borde y otros daños causados por la erosión; reparando y reconstruyendo los puentes de madera. Su constante presencia las hace parte del paisaje de la carretera transamazónica.

Garmin Dash Cam™ Picture

1570-5G-0029300

1580-5G-0029360

1590-5G-0030000

 

Garmin Dash Cam™ PictureAproximándonos a Humaitá.

Fue en este sector, con el sol de frente, que nuestro FZJ76 comenzó a dar señas de que algo andaba mal. Tras caer en un enorme hueco, su conductor reportó que el volante ya no estaba derecho al rodar por las rectas. Sospechamos que podía haber doblado alguna barra de la dirección, así que enviamos adelante uno de los carros a fin de retener la última chalana día en caso de ser necesario.

Por suerte, todos llegamos con tiempo de sobra a la chalana que cruza el Río Madera, en la que además no había casi nada de cola.

1610-5G-0030245Restaurante Palhoca, sin duda lo mejor de Humaitá, en especial el pescado del Río Madera, que acompañado de cerveja gelada y unas buenas caipirinhas resulta inmejorable.

1620-5G-0030300En Humaitá nos hospedamos en el Corrêa Hotel. Lo que no sabíamos al llegar es que nuestra estadía en él se prolongaría por tres noches.

Viernes 19 de Junio 2015. La espera por la mola.

El taller de molas al que recurrimos para solucionar el problema del Trino Mora.

La cercanía de vías como la BR-319, la 230 y tantas otras en similares o peores condiciones hace que abunden estos primitivos talleres especializados en reparar resortes, bien sea espirales o ballestas. Preguntando por el pueblo dimos con este al que encargamos la solución del problema del 76, que resultó ser una hoja maestra trasera partida y no una barra de dirección doblada como pensamos inicialmente. Por cierto que, como solemos comprobar viaje tras viaje, la inmensa mayoría de los problemas son consecuencia de las modificaciones y “mejoras” que le hacemos a nuestros carros. La hoja rota no era original, sino de una muy conocida marca de suspensiones australiana.

De entrada, el dueño y mecánico del taller creyó que una hoja de Bandeirante, de Hilux o de algún otro vehículo podría solventar rápidamente el problema. Lamentablemente no resultó ser así, y todo el tiempo invertido en buscar y probar con otras hojas fue tiempo perdido. Finalmente se nos planteó, como única solución posible, enviar la maestra a Porto Velho en taxi para que un fabricante de molhas de allí hiciera una igual.

1630-5G-0030260

1635-5G-0030280

Ya que no quedaba otra que aguardar por el arribo de la hoja maestra que fabricarían para nosotros en Porto Velho, no podíamos más que disfrutar lo más posible la espera.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Afortunadamente el hotel contaba con una amplia terraza techada con parrillera y muchas otras comodidades. No tardamos mucho en hacer correcto uso de ellas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAprovechando para limpiar y organizar la nevera.

Cada vez que rodamos por rutas muy malas, la continua vibración y los fuertes y frecuentes impactos hacen desastres con el contenido de la nevera. Los envases plásticos se rompen, las latas de cerveza y refrescos se perforan y la mezcla de todos esos derrames termina formando un mazacote de color indefinido que, afortunadamente permanece refrigerado, lo que evita su descomposición, porque no creo que quisiéramos experimentar su olor de no ser así.

1660-5G-0030425Atardecer en Humaitá desde la terraza del Corrêa Hotel.

1680-5G-0030466

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A pesar del inclemente sol y del agobiante calor, dedicamos esta tarde a hacer algo de turismo en Humaitá.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERALas balsas para la práctica de la minería en los ríos y caños de la zona abundan en Humaitá. Al parecer la industria de la fabricación, reparación y mantenimiento de estas balsas es un buen negocio en esta pequeña ciudad.

1740-5G-0030707

1750-5G-0030716La siguiente tarde en Humaitá disfrutamos una espectacular feijoada cortesía del dueño del hotel acompañada de caipirinhas preparadas por venezolanos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

1770-5G-0030770Gurgel X12

OLYMPUS DIGITAL CAMERA¿Cómo quedarán los rines y los cauchos de la Roraima en el 76?
Confirmarlo es una buena manera de aprender algo mientras se pasa el tiempo.

1790-5G-0030910La larga espera por la maestra.

Nos tocó esperar hasta bien entrada la noche por el arribo de la hoja maestra desde Porto Velho. Tan pronto llegó, se puso manos a la obra para descubrir casi inmediatamente que la nueva pieza era unos 4 centímetros más corta que la original. Y que además el agujero que posiciona el conjunto y el eje estaba considerablemente desfasado. Dadas las circunstancias, se decidió taladrar un nuevo agujero guía para que el eje quedara derecho y montarla así mismo, con la esperanza de que fuera lo suficientemente larga como para no retraerse al pasar por los obstáculos o al recibir los impactos que sabíamos que aun teníamos por delante, que ya nada más y nada menos teníamos a la BR-319 como primera fase del trayecto a casa.

Tras la instalación pudimos comprobar que el eje no estaba del todo derecho, pero al menos el riesgo de retracción lucía bastante bajo.

Domingo 21 de junio de 2015. Habiendo dejado atrás la BR-230 con nuestra llegada a Humaitá, hoy entramos a la BR-319, la carretera fantasma.

Garmin Dash Cam™ PictureSaliendo por fin de Humaitá.

Humaitá fue gentil con nosotros durante esta larga espera, y más aun la gente del Hotel Corrêa, cuyo dueño se esmeró para que nos sintiéramos en casa.

Garmin Dash Cam™ Picture

Garmin Dash Cam™ PictureUna vez más a las puertas de la BR-319, hacen su aparición las antenas que a intervalos regulares nos acompañarán a lo largo del camino.

Garmin Dash Cam™ Picture

Garmin Dash Cam™ Picture

Garmin Dash Cam™ Picture

1860-5G-0031480Los puentes nuevos conviven con los restos de las viejas y derruidas estructuras que sustituyen y que nos sirvieron en nuestro transitar por aquí a lo largo de varios años.

Garmin Dash Cam™ PictureLos nuevos y remozados puentes invitan a cruzar con confianza. Atrás quedaron los días en que había que detenerse en cada uno de ellos para confirmar su estado antes de siquiera pensar en cruzarlos.

Garmin Dash Cam™ PictureLas obras de recuperación a gran escala que ha emprendido el gobierno brasileño, han dejado claramente a la vista esta antigua estación de servicio que, hasta no hace mucho, era prácticamente invisible entre la espesa vegetación de la selva que ya casi la había reclamado para sí.

Garmin Dash Cam™ Picture

1900-5G-0031780

1920-5G-0031900

De pronto nos topamos con un señor argentino, proveniente de la ciudad de Mendoza para más señas, que viajaba solo en una rancherita Fiat. Tenía horas pegado en un pequeño barrial y estaba visiblemente preocupado al ver que además por allí no pasaba nadie. Nos contó que esta carretera aparecía como vía asfaltada en su mapa y sin pensar que podía haber alguna dificultad en particular, siguió su camino hacia Manaos. Tuvimos que sacarlo dos veces, ayudarle a cargar con su parachoques delantero que se desprendió completamente en el proceso y ayudarle a reparar un pequeño inconveniente en la bomba de inyección (era diesel), para que lograra dar la vuelta y partir de regreso hacia Humaitá.

1930-5G-0031980

Garmin Dash Cam™ PictureTras rodar tanto tiempo sobre una carretera en buen estado y cruzando cañadas y caños sobre puentes remozados, encontrar algo de la vieja BR-319 resulta un verdadero placer.

Garmin Dash Cam™ Picture

1960-5G-0032220Reserva Extrativista do Lago do Capanã Grande

La Reserva Extractiva es una zona protegida para uso de las poblaciones tradicionales, cuyo sustento se basa en la extracción de recursos y, además, en la agricultura de subsistencia y la cría de pequeños animales. Sus objetivos básicos son proteger los medios de vida y la cultura de estos pobladores y asegurar el uso sostenible de los recursos naturales.

Garmin Dash Cam™ Picture

Garmin Dash Cam™ Picture

OLYMPUS DIGITAL CAMERADesde antes de nuestra partida habíamos pautado aprovechar la que seguramente sería la última oportunidad que tendríamos para acampar en la BR-319, antes de que las obras de reconstrucción ejercieran su impacto en su densidad poblacional, cuyo aumento ya es muy notable, y por supuesto en el volumen de vehículos y personas que transitan por ellas, que también ha aumentado ya de forma importante.

Como ya es costumbre, buscamos para hacerlo el tramo asfaltado de acceso a una de las antenas de Embratel que se encuentran a lo largo de toda la ruta cada 60 km aproximadamente. Con eso evitamos acampar sobre el barro y charcos que predominan en el área. En esta ocasión, la antena que nos tocó en suerte por la hora en que llegamos a ella fue Marielson. En anteriores oportunidades habíamos acampado varias veces en Aristóteles y una vez en Broad. De verdad desconozco algún patrón para definir los nombres de estas antenas, que parecen haber sido puestos al azar.

2000-5G-0032520

Garmin Dash Cam™ PicturePor segunda vez departimos compartiendo opiniones y experiencias sin que los teléfonos inteligentes, la desesperación por el Wi-Fi y la adicción al Whatsapp acaparen la atención de los miembros del grupo.

2020-5G-0032720

2030-5G-0032700

Al dejar atrás el campamento, quisiéramos reflexionar un poco acerca de cómo las oportunidades de compartir lo vivido cada día en estos viajes se ha visto muy reducida con la afición generalizada a los teléfonos inteligentes y las posibilidades de comunicación que estos ofrecen.

No hay que perder de vista el hecho de que durante estos viajes, estamos separados en pequeños grupos impuestos por la distribución en los carros, hasta que al final del día, podemos compartir todos juntos las anécdotas e impresiones de todo lo visto y vivido a lo largo del camino. Esto era la más natural, y hasta lo que dictaba el sentido común hasta que la masificación del Wi-Fi se conjugara con la de los teléfonos para que descubriéramos que ello ya no es así.

Hoy, al llegar a cualquier sitio, todos corremos con desesperación a averiguar la clave del Wi-Fi y una vez conectados, todo a nuestro alrededor pasa a segundo plano. Si tanto queremos compartir con los que dejamos atrás ¿Para qué salimos de viaje? ¿Por qué no nos quedamos con ellos?

No escribo estas líneas con ánimo de criticar. No censuro. De hecho, hasta he llegado a pensar que se trata de un paso más en la evolución de la especie. Pero no por ello tiene que gustarme.

Expedición 5 Guayanas. Adiós a la BR-319
Inicio: bit.ly/1mh27zb
2da Parte: bit.ly/1JgzSut
Última Parte: bit.ly/1Jxvt6o

tucanviajero.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *